• Cristián Ritalin León

Viudo de finde. Loco de finde.

No podía decir nada. No, pueh. Si cada año me voy al Club de Tobi por toda una semana, a maltratarme comiendo y tomando y jugando Poker y cachos y cosas cargadas de testosterona. Así que le tocaba a la Romi. Lo justo es justo. O eso es parte de mi plan de Autoconvencimiento: Un fin de semana completo -o desde hoy en la tarde hasta el lunes en la noche-, la Romi en la playa con su comadre Rapa, hablando cosas de minas, viendo películas de mina, fumando como minas y, qué se yo, lo que hacen las minas cuando están solas en la playa. A descansar de pañales y del departamento y seguramente a reírse al imaginarse cómo cresta lo hago para hacer convivir a mi manía del orden con el caos total. Exactly: con los niños all weekend. All alone. ¿Aumentamos dificultad? ¡paf!: Big Boss llega a última hora del viernes y me dice que tengo que trabajar el lunes. “P-pero…” Anda a siquiera intentar explicarle que soy viudo de finde. Y que todos están o agripados o en la playa. Y que es fin de semana largo. Y que un viernes a las 4.30 es un poquiiito encima. Anda a tratar. Chán. Nice. Aparte, en ésta época, tener 3 horas para ir al cine con la Romi ya es un lujo. ¿Alguien que se quede todo un día con los dos, finde largo, a última hora?… Claro. Es mi problema. Mmm… Mientras, la locura del day 1 terminó. O casi: 0.30 am y tengo a Nicolás con su teclado en mis pies, su manito sobre la tecla “tab” y yo aquí, impresionado por la tecnología, viendo la película que quiero ver en 3 meses más (cáguense de miedo con el trailer acá), cuando llegue a Chile. ¿Como? Con esto. ¿Más preciso? Tomad. Parte 2. Parte 3. Subtítulos en chino, pero quien lee. En resumen: viudo, película futurista, locura, niños, pañales… y trabajo… ¿con los niños? Cháaaaaaaan.. Ah! y estoy nominado a Príncipe Blog. ¿Que qué tiene que ver? Nada, pero paso el dato nomás. Eso. Cambio y fuera.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo