• Cristián Ritalin León

vip trip

¿Por qué? ¡Pues por todo, che! Viaje en Primera Clase. ¿Qué cola? Check in online, fila especial; permisoooo… La primera comida de avión rica en la historia. Disfrutada, claro, echado para atrás y leyendo The Economist. Quesitos. Pavo en costra de amapolas. Ensalada fresca. Tarte tatin. Toma. El hotel, un sueño: en pleno barrio Retiro; una arquitectura impresionante… y mi pieza casi tan grande como mi departamento. Con 3 teléfonos. 1 inalámbrico. Internet. Una tina de mi porte (que no es mucho, en realidad), minibar con chocolates belgas, caviar, Perrier, Evian, champaña francesa. La comida, uf. El mejor restorán de hotel de la zona. ¡Y eso para empezar! El resto, mejor aún: una semana completa con gente de todo latinoamérica. Discutiendo de publicidad; conversando con los capos más grandes del mundo -literal- en creatividad; los maestros de maestros directamente desde L.A. y N.Y. en un foro de tecnología digital… Y yo, mirá vos, nombrado Digital Advisor para latinoamérica. Y las salidas a Puerto Madero; los salús multinacionales; las carcajadas en espanglish. Presentaciones varias a punta de coffeebreaks de facturitas, jugos naturales y pains au chocolàt que me hicieron subir, fácil, 2 kilos. Fácil. Y mucha mucha pasión en la pega. Y mucho mucho caminar por la ciudad más linda de latinoamérica. Aunque haya sido apurado y no haya comprado más que unos alfajores en un Disco; un par de CDs y libros para los niños. Apurado, pero disfrutado. No vengo a comprarrrrr vengo a disfrutarrrr. Y epílogo 1: su blogger de acá echado hacia atrás, patas arriba, con un whisky a un lado y chocolates belgas al otro, en un bergiere con masajes a 10,000 pies de altura mientras juego PS2 online con otros pasajeros. De ahí, una película que no alcancé a terminar. De ahí, mi radiotaxi esperándome. De ahí… Epílogo 2. Nicolás, que lo poco que dice es “Papá”, gritándolo mil veces mientras lo abrazo; con la Mopa saltándome como loca, Sebastián agarrándome la maleta para ver qué traigo, y la Romi mirándome feliz. Quien dice que los negocios no se mezclan con el placer. Hay otra forma de disfrutar la pega? Naaah.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo