• Cristián Ritalin León

Tres… dos…

Penúltimo día antes de vacaciones. Ayer “terminé” de trabajar a las 2 pm (partí el día anterior a las 9.15), pero las felicitaciones vencen cualquier ojera. Dormí toda la tarde, me repuse… Y hoy a full, trabajando en un proyecto de esos que te llenan el alma. Algo tan power y tan 2.0 que va a dejar chico hasta al “Piensa Positivo” (mi mano, así que sé de lo que hablo). Pero luego les cuento. Luego nos juntamos. Luego los dejo con cara de “wooooow”… Algunos de ustedes ya saben de lo que hablo. Por lo pronto, afinando las últimas municiones pre vacaciones y por fin con el sentimiento de Director Creativo General: el buque va rápido, los equipos ya se están afiatando y siento que todo ya se armó definitivamente. Fuera de la pantalla, preparando el cumple de la Romi el sábado en la parcela, inaugurando las vacaciones guata al sol y con un japiberdei de todo el día de duración. Chelas, amigos, hamburguesas, micheladas, hamacas, piscinazos con los niños. Mézclese, compártase y disfrútese. Buenísimo. Mis Converse las muté por unas Crocs -a.k.a. aire acondicionado en moto-, mi escritorio lo empiezo a mutar por una hamaca, y mi ventana la convierto en aire puro, sol y la Mopa saltando cual perro-nutria que es, amarilla por el cloro y con cara de felicidad perruna. Se vienen las merecidas, señores. Se vienen al fin.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo