• Cristián Ritalin León

Ritalight

No es fácil ponerse a dieta, oiga. No. Porque aunque la mitad de tu ropero te quede mal y tengas toda la disposición del mundo para bajar ese maldito rollo de sobra… los cócteles, las salidas y las invitadas varias te matan las ganas. A menos, claro, que hagas como yo y vayas a un Nutricionista. Un tipo que, en parte porque le pagas y en parte porque te hace algo a tu medida, te consigue hacer bajar por fin el inmundo neumático. Ya llevo 5 semanas y 1 kilo por semana. Y sigo. Hasta llegar a los 8, 9 o 10. De ahí veo. ¿Que cómo lo hice, se preguntarán ustedes? Acá un mini-resumen de lo que me ha tocado pasar en este tiempo. Porque he bajado de a poquito, pero constante.

1) Nunca saltarse una comida. Según Mr. Nutri, para la dieta es peor saltarse una comida que comerse un pedazo de torta. Porque al saltartela el cuerpo dice “ok, estamos en recesión. Lo que llegue, me lo asimilas completito”. Y zas!, que te saltaste el almuerzo y tuviste la mala idea de un pedacito de chocolate? Toma; directo a la guata. 2) Mucha agua. Y ojo, que igual vas a sentir que en dos semanas no bajas nada. Error. El cuerpo, para evitar perder el peso que te quieres sacar (el siempre tira p´al otro lado, maldito), llena las células que tenían grasa con agua. Así, cree él, no hay problema. En el peor de los casos, el doc me da diurético, para deshinchar. Pero de que sigues bajando, sigues. 2 a 3 litros es la consigna. Y dale que se puede. Que no tiene nada que ver tomar mucha agua con la retención de líquido.

3) Viva lo light. Hay un montón de cosas que puedo comer cuando quiera y como quiera: pepinos, lechuga, tomates (estos dentro de alguna comida) y, a deshora, métete cuanto te quepa de jalea light (3 calorías por pote), sopas Svelty (40 por jarro), más té o café con nutrasweet.

4) Ley del 50%. Porque a veces no puedes andar con un pote de jalea en una mano, existe esta ley ,que se resume simplemente a: Si es prohibido, sólo la mitad de lo que comerías siempre. Así de simple. Y ojo, sólo en ocasiones en que es totalmente necesario. Cócteles, comidas con tus suegros y lugares donde tu dieta-especial es mal mirada.

5) Copete? Sí, gracias! Aunque el alcohol reacciona de forma muy violenta en el organismo (la forma en que se convierte en azucar te hace quedar descompensado un par de días), sí te puedes tomar 2 pisco sours o 2 copas de vino en una noche. Sí y sólo sí, luego te tomas el doble de lo tomado en agua mineral. Para licuar el alcohol. Cerveza, prohibida. Total y absolutamente. 6) Never. Cerveza, carne de cerdo, dulces, chocolates, mantequilla, tortas, choclo, guisantes, papas y arroz. Palta, sólo 1/2 por semana. Huevos, 2 por semana.

Y eso nada más! Obvio que esta es MI dieta. Una mujer tiene variables hormonales que la hacen más complicada. Pero mi dieta es así de simple (excepto uno que otro día, que se pone más cabronaza). Si quieren hacerla, be my guest.

Desayuno: té o café con nutrasweet + 200 cc. de leche cultivada + 2 ó 3 rebanadas de pan (o 1 1/2 pita o 5 galletas de agua) con agregado light. Quesillo, jamón de pavo o mermelada Watt´s Light.

Almuerzo: 1 tarro de atún al agua ó Carne (el equivalente a tu mano o más!) de pavo, pollo o -1 x semana- roja. Cerdo nunca. Pueden ser también 3 salchichas de pavo o 2 hamburguesas de pollo + ensalada (lo que quieras de pepinos, lechuga, tomate) + 3 verduras más (nunca choclo ni guisantes). Postre: 1 yoghurt light ó 1 fruta (2 si son chicas) y/o jalea light.

Once: idem al desayuno, pero la mitad del pan.

Comida: idem del almuerzo, pero la mitad de las proteínas.

¿Les gustó? ¿Les tincó? Do it. Es la dieta aprox., pero sirve igual. Y ojo con la ansiedad de la segunda semana -cuando el cuerpo empieza a decir “ah, sí? toma, por maricón!” y te lanza esos antojos malditos de dulces chocolates y cosas que engorden. Si estás así, ¡cuidado!, que mientras te dice eso a ti, a tu cuerpo le dice “lo que este gordito se meta por el buche, duplícalo y asimílalo completito”. Para esos días, ahógate de jalea light, sopa light y agua. No ceder. Menos esos días. Y… eso. Cuando tenga mi foto del después les pongo las del antes. Mira que prefiero verguenzas pasadas que promesas futuras. Eso. Salu2.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo