• Cristián Ritalin León

Now from Puerto Varas

Ya, para qué ponerse sentimentales: si me toca viajar el Día de la Madre, mejor disfrutarlo. Viernes, adelantamiento one: salida a comer con la madre de mis nenes al Rivoli. Pero sin nenes, nótese el regalo doble. La mejor muzzarela de Santiago de aperitivo, un rico vino, pastas exquisitas y un Tiramisú compartido. Sábado, adelanto del Día de las Madres en casa de mis viejos, y todos saludando un día antes porque el lindo tiene que partir. Así mi viejo luciéndose con su ceviche en conchas de Ostión, unos Caipirinhas como sólo a él le quedan (dice que lo aprendió de un viejo en una selva en Brasil, cerca de Curitiba), y ¡más pastas!, con otro vino exquisito y postres varios para cerrar el boliche.

Uh… a estas alturas no sé si cambiar mi blog a uno de gastronomía??

Cuento corto, son las 23.42 del Domingo, Romimamá ya recibió su regalo de parte de sus hijos -todas las temporadas que le faltaban de Sex & The City, considerándome uno más a veces, vale por tres -, yo partí tempranito a seguir juntando millaje con destino a Puerto Varas, check in en el Meliá Patagonia, luego un almuerzo en el Puro Toro (Mucha madera, muchas piedras y cielos altos; mucha gente celebrando, mucha provoletta, Montes Alpha y piscos sours), luego un cóctel de bienvenida (?!)… y por corte, heme aquí…

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo