• Cristián Ritalin León

New York, day 1

El “Day One” en New York es un San Francisco combinado con mucho Buenos Aires, fuertes dosis de coolhunting y unas gotas de Mac. Todo lo que pasa es ondero. Todas las pintas le pegan, y no importa lo que vistas o grites, esta todo bien. Al llegar, el cielo de portada de revista de Lan nos grito un Lets bring it on. Almuerzo a lo gringo -12 pm- en Dean & de Luca -en la foto-, es como pedir un sandwich de pan de nueces y cranberries con quesos franceses varios, pechuga de pavo y verduras orgánicas en un Coquinaria sin snobs y harto menos de restorán. A un lado un DJ, al otro Cruella deVil. Pasear por las calles, con frío pero chasqueando neuronas ante una,dos,tres escenarios de película, emocionarte luego por la Zona Cero, y terminar frente al Ferry de la Estatua de la Libertad -tamaño real? La virgen del San Cristobal. Quak.-, tomar luego un Taxi Limusina y comerse un “pumpkin and ginger pie” en la pastelería de Sex and The City mientras admiras 30 Rock y la tienda Lego; o le sacas fotos al Times Square y a los carritos trendy de Central Park y los rayados que entrenan para la Maraton. Así nomas. Luego-o antes?- como si nada, entrar a la tienda de audio y video mas grande del mundo y quedar como estúpido por una hora. Pasearte por ToysRUs y pensar que es un Fantasilandia versión Otto Kraus. Uf, que referencia mas ochetera. Pero filo. Sigues caminando. No hay Wifi pero wadefok. Vuelves al Soho, te cambias y luego de probarte un casco Diesel, poleras original Penguin y tomarte una botella de vino con tu partner en el onderisimo Balthazar, con langosta, soup d’onion y creme brulee… Ves tu reloj y son recién las 9. Vuelves gritando que la cago la ciudad. Que como tanto. Que de pasaron. P-pero no puede ser. Como tan rapido?… 10.30. Raja. Y Bienvenido a New York. Eso nomas.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo