• Cristián Ritalin León

My baby`s got high tech


Primero, entramos y nos topamos de zopetón con unos coches marcianos, ultra livianos, de 3 ruedas y frenos tipo bicicleta -¡que tenían hasta una plataforma trasera para que tu otro hijo chico vaya de pie!- y que, con dos simples clic ¡ZOOM!, se volvían un bolsito minúsculo. Yo acarreaba el coche de Nicolás (más parecido a un carro del Jumbo que a un jet supersónico- y miraba más allá el siguiente stand: una especie de mini-guatero con gel para envolver la mamadera. Al apretar el convector que tiene flotando dentro, ¡zas!, el gel se calienta solo y te entibia la mamadera. Wow. De hecho lo compramos de inmediato. Ese y el formato “para manos de motoquero” –que también vale para mi scooter, en estos días de congelamiento falangístico-, y que con un solo clic te entibia las manos. ¡Y es reutilizable!, con sólo meterlo en una olla con agua hirviendo, vuelve a hacerse gel. Y otra vez al guante.

Dentistas para guaguas, monitores con pantalla de cristal líquido y visión nocturna, ventanas irrompibles, asientos transformer, pañales de tela reutilizables (todo lo que cambias es un papel ecológico que viene dentro del pañal, que simplemente botas y reemplazas), Gimnasios especializados para guaguas -y gimnasios para mamás con guardería; Doctores-payaso, fiestas a pedido cual Domino`s… Y yo que pensé que era un papá actual?… Toma. Me faltó encontrar el iPod de Elmo y estábamos. Pero para allá van, ¿ah? Para allá van.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo