• Cristián Ritalin León

Mi ultimo post al respecto.

Ayer fui al cine con Hans a ver “Batman Returns” (me rehuso a llamarla “Batman Inicia”, ¿por qué no le pusieron siquiera “Batman Comienza”?!), y debo reconocer que mis expectativas eran mucho más bajas de lo que realmente vi. De hecho, concuerdo plenamente con el comentario aparecido en La Tercera hoy. Y es que, claro, ahora me cae la teja: Warner Bros. y DC Comics no trabajan como partners. Warner es DUEÑA de DC Comics. Obviamente la mano comercial está metida hasta el tuétano. Y se nota. Una sola palabra: ¡Detalles! Eso es lo que falta. Pequeñeces estúpidas para dejar tranquilos a los fans: el bigote de Alfred; el traje gris y no negro; la duda de Gordon sobre si Bruce Wayne tiene algo que ver con esto (de hecho de no ser por el inicio, nunca más se ven)… Pero, claro, tiene también sus aciertos: Aunque sigo prefiriendo como película “Batman Returns” de Burton, esta es lejos la mejor película que se ha hecho del caballero oscuro comparándolo con los Comics: Tanto Gordon –Gary Oldman- como la escena de los murciélagos, son exactamente iguales a los de Year One. También se agradece que el batmobile sea igual al de DarkNight Returns de Frank Miller… Pero, a fin de cuentas, no pasa por ser más que una buena película de matinée. Incomparable con X-Men, Spiderman o Fantastic 4. Lástima por ellos, que no supieron aprovechar al director, al reparto y -más que nada- el presupuesto.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo