• Cristián Ritalin León

I`ve seen the future and it works

Esta semana, me convertí en Mario Poppins por toda una tarde. Claro, entre quedarme cuidando niños e ir a Sin Banderas, no había donde perderse: ¡traiganme los pañales nomás! ¿Chillidos? ¡Sí, como no! Mientras no sean chillidos del estilo “Entra en mi vida..”-. Así que como Dios es grande, compensó el karma infantil mandándome una invitación de parte de mi cliente Samsung para el simposio anual de nuevas tecnologías. Que, oh mira tú, tocó en Santiago de Chile. Así que ayer y hoy estuve metido en Espacio Riesco viendo lo último en tecnología. Caminando por los pasillos entre flashes, promotoras, pantallas de plasma y luces de neón. Alucinado. En electrodomésticos, por ejemplo, unas aspiradoras inteligentes que parecen verdaderos mini-componentes con ruedas. Y luces estroboscopicas casi como para bailar mientra haces aseo. El coso este es tan sofisticado que chequea lo que vas a limpiar y aumenta o baja la intensidad del aspirado, subiendo su led cual ecualizador de auto enchulado. También se vienen unos hornos empotrados, que a simple vista se ven comunes y corrientes, ¡pero que también sirven de microondas! La muestra de este último era un holograma de un pollo asándose. “Obi Wan… me estoy cocinando…. Ayuda…” Wow. Mucho high tech. En tecnología de refrigeradores, se viene uno de cuatro puertas -dos grandes arriba y dos abajo-. Las dos de abajo pueden regularse como freezer o refrigerador normal. Todo digital, claro. Y una bandeja interna -de otro modelo- actúa como un verdadero microondas, pero a la inversa. Osea, metes una bebida tibia, y en 2 minutos está casi congelada. Talking about cool. Y así, entre coffee breaks, almuerzos fabulosos, sushi y presentaciones de la siempre exquisita Soledad Onetto -perdón: en la tele nunca me gustó, pero en persona… uf. Otra cosa-, me fui informando de lo que ya está en la puerta del horno tecnológico: dvds que leen el nuevo formato Blu-Ray ¡y! también el HD; sistemas de sonido 5.1 con parlantes inalámbricos; pantallas de plasma más baratas y full design. MP3 players que seguro que van a destronar al iPod, pantallas planas con resolución 3 veces mejor que la última generación, microondas de dos bandejas… Todo muy en la onda del diseño. Sí, mejor imagen, mejor sonido y tal. Pero eso ya lo tienen todos. Lo que manda ahora son las líneas simples. Colores puros. Mucho inalámbrico y bluetooth. USB en todo -hasta refrigeradores con internet encontré- y precios cada vez más competitivos. Y todo lleno de mexicanos y bolivianos y ecuatorianos… ¡y coreanos! Que, cosa extraña, supe hoy que apenas pisan tierras occidentales tienen la freak costumbre de cambiar su nombre. Para no confundir, supongo. Aunque para mi es mucho más confuso ver a un Juan, Pedro, Rodrigo o Marta que apenas y hablan español. Y cuyo apellido es Han, So, Hoi, Pok o Sak. Pero… en fin. A lo mejor eso también era un adelanto tecnológico que no caché.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo