• Cristián Ritalin León

Catering Full-op

Hoy fue un día entretenido: de no ser por la madrugadez (no sabía que existían las 6.30. Para mi, de 3 am saltamos a las 8.30 de zopetón) y el eterno -pero conversado- viaje de copiloto, porque andar en moto me desacostumbró totalmente a no ser yo el que lleva el control así que me mareo un poquitín, todo el resto del día lo pasé demasiado bien. A las 11 llegamos al lugar de filmación de la escena de Chiloé (que, para mi pesar, no fue filmada en Chiloé, sino que en una laguna cerca de Santo Fomingo). Fue muy divertido, porque apenas llegué vi unos palafitos mal hechos, patos correteando y mucho humo del seudo-curanto. Todo mal!… Pero al mirar por la cámara, movie magic! todo se veía como si de verdad estuvieramos en la isla de mis antepasados (si, mi bisabuelo fue un vasco-francés que naufragó en la isla Quenac, aunque las malas lenguas dicen que era un bucanero que encayó. En fin), con chilotes y gringas mochileras included. Más tarde, mientras terminaban de armar el segundo set, aproveché de echarme bloqueador, convertir mis pantalones en shorts (los 2 en 1 son ideales para filmaciones donde no sabes cómo va a estar el clima), comerme un sandwich y tomarme un jugo natural mientras leía parte de mi libro “asfixia”, de Chuck Palahniuck frente a la laguna. Aaaaah, que relajo.

Tomas más tarde, y luego de un opíparo almuerzo a cargo de la empresa de engorde -eh, perdón, Catering-, partimos a Santiago de vuelta. Temprano, porque si no agarrábamos el taco. Así que, sin tener nada que hacer de vuelta a la Capitale, pasé el resto de la tarde comprando los regalos de mi primo que se confirma este sábado y buscando en el Drugstore (todavía sin encontrar, pero no me rindo) algún regalo entretenido para el Koke (nota para Ljuba: HEEEELP!!!) Más tarde, pasé donde mi “dealer” kioskero por mi RockdeLux. Esa revista española que, aunque parezca increíble, por sólo $1.900 le llea entrevistas, le llea Cd con lo último y mejor de la escena electronica y electroclash mundial… y le llea buenos datos de libros y películas. Un poquito atrasados (Octubre 2004), pero bien igual: el octubre 2004 español es como el diciembre 2008 chileno. De ahí, corte a la Romi y yo terminando el día sentado en una sillita de 20 centímetros en el jardín de Sebastián, quedándonos dormidos con la tía que nos explicaba la Reforma Educacional Chilena y tratando de no escuchar los cuchicheos de la pareja del lado. Así que el fade out del día acabó conmigo viendo FINAL CUT de Robin Williams -mmm no tan buena como esperaba- y chequeando mis emails en la palm (alguien me explica como se escribe con ese tecladito de 5 centímetros?!), que terminaban con la mala noticia de que my personal sitcom, mi Will and Grace virtual, el Blog de Villouta, cierra sus puertas porque se traslada a La Nación del domingo. Así que habrá que volver a prender la tele.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo