• Cristián Ritalin León

“¿Qué es lo que te hace levantarte todos los días?” dice alguien en el Cinemax. Y me deja pensando. Ultimamente el trabajo me tiene los días raptados, con sorbitos minúsculos de vida que apenas y atino a usar como para echarme en la cama y rumiar mi cansancio. Mis horas pasan plagadas de slides de Keynote, emails sin contestar y licitaciones que atino a hacer apenas con una mano, mientras con la otra trato de mantener el volante del equipo. El que mucho abarca poco aprieta, es la consigna. Y, por estos días, no alcanzo a agarrar mi vida, que se me pasa entre clicks y pavimento en blur de movimiento.

Suelo ser positivo. Tirar para arriba. “No, si puedo solo…” Pero el cansancio me tiene agarrado de las pelotas, y no atino a hacer otra cosa que mirar la pantalla y preguntarme que qué cresta sigue ahora. Trabajando solo, trabajando a medias, trabajando demasiado. Trabajando. Puro trabajando. Que es lo que me hace levantarme todos los días? Ultimamente, la inercia nomás.

La pura inercia.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo