• Cristián Ritalin León

La polera polo Lacoste. Un clasico.


P220

Mi primera polera Lacoste me la regaló una tía a los 8 años. Era la polera negra con el cocodrilo blanco en el pecho que usaban los atrapa pelotas en los partidos de tenis. 26 años más tarde, debo reconocer que Lacoste es mi marca favorita. Lejos. Y no es por un asunto se snobismo ni de marquero -mal que mal, quien mejor que un publicista para saber que las marcas las inventamos nosotros mismos-: con el correr de los años he comprobado de manera empírica la calidad de su ropa. Mi clasica camisa rosada con el cocodrilito tiene fácil 9 años. Impecable. Hoy, este must del guardarropa es un clásico. Pero pocos saben que nació porque René Lacoste, famoso tenista de los años 20s, no queria seguir usando camisas de manga larga para jugar. Inspirado en los jufadores de polo, Diseñó esta polera para ser usada afuera del pantalón, un poco mas larga atras que adelqnte -a ese corte se le llama corte tenista- y con una tela que respiraba mejor. El cocodrilo, el apodo dado por los comentaristas de la época, terminó de forjar la leyenda. Un tipo genial, Monsieur Lacoste. Creador ademas de las raquetas de acero y el lanzapelotas automático. Y, en estos dias, un homenajeado en Francia por su leyenda, sus triunfos y, claro, su polera polo clásica.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo