• Cristián Ritalin León

Hungry


Stay foolish. Stay hungry.

Cada vez que presentamos una campaña -y esta es aprobada, of course-, quedo con una sensación de catarsis. Como que todos los trasnoches y las neuronas y las horas (y horas y horas) empleadas en sacar las ideas, me dejan agotado y vacío, pero feliz. Y mi aporreada, recalentada y agotada pelada con un bajón de hambre semejante al de un porro gigante. O eso me han dicho.

Así que ayer en mi hambre mental partí a ver la exposición de M (que ahora empiezo a llamar con su nombre de pila, Matías, ya que está tan conocido el hombre) en la Isabel Aninat. Hablamos poco, claro. Nos quedamos con H y su nueva novia a un lado conversando, mientras le llegaban palmaditas en la espalda y sus cuadros se llenaban con puntitos rojos (dícese de “vendido) y mirabamos a los mismos de siempre haciendo lo mismo de siempre.

Osea, hacer como que veían las obras mientras, de reojo, buscaban a la fotógrafa de las Sociales. En fin.

Pero volviendo a Matías… uf, la vida del pibe, la de Mr. Movillo. Hace lo que le gusta, gana mucha plata haciéndolo (su último cuadro, y me refiero a la exposición anterior, fue vendido en más de 7 millones)… y tiene el tiempo, el sagrado y escaso tiempo, para moverse a su propio ritmo.

Constante como pocos y re apasionado por lo que hace. Cosa que se nota:

Cero pose. Pura pasión. Se puede demorar hasta 8 meses en hacer un cuadro, pero wow. Se nota. El tiempo. Algo que personalmente tenia y sentía tan escaso que apenas y hablé un poco con todos, me tomé un par de copitas de champaña (llegué tarde al cóctel, maldito taco el que se forma en la Pérez Zujovich) y volví raudo a la agencia a terminar una campaña que, supuestamente, habíamos terminado pero que no me terminaba de gustar.

Y la terminamos. Via telefónica con Leo, sólo en mi computador tecleando como energúmeno… pero la terminamos. Así que feliz. De ahí, Sushi en familia -Sebastián tiene sus propios palitos, todo un espectáculo; el pendex le ganaría a muchos de mis amigos en como tomarlos-… y una de las prohibidas pero necesarias cervezas que tenía escondida en el refri. Justo lo que necesitaba.

Y hoy, tempranito,m presentamos la campaña. Y, lo mejor, nos felicitaron por lo que conseguimos. Quedé feliz. Porque fue trabajo en grupo 100%. Feliz y con hambre, claro.

Así que no sigo dando la lata y les recomiendo algunas cosas de las que me he estado “alimentando” en este rato:

Primero, el trailer de Spider-man 3. Wow. Y a propósito de New York, un grupo que me gustó mucho y que está dando que hablar. Valley Lodge saltó a la fama en la manzanota en Octubre del 2005, pero recién ahora me llegó al tímpano. No comments. Medio oreja, medio comercial… pero digno de hacerte mover las patas bajo el escritorio. El cuarto corte de su disco, acá.

Image

Y si de cosas entretenidas se trata, esta creación de Saatchi & Saatchi ganó oro en Cannes. Y con razón. Simple y buenísima, no?

Image

Y nada, pueh. Me estoy empezando a quedar solo en la oficina, así que mejor me despego de la pantalla. Nosve. Pero antes, una muestra del diseño chileno en el mundo: el Selk`bag. Como para quedarse dormido donde se te ocurra. Hasta haciendo una campaña, mira tú.

Image

Blogged with Flock

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo