• Cristián Ritalin León

SONT FOU CETTES GRINGOS

Obelix miraba a los Romanos y murmuraba “Están locos estos romanos”. Hoy, luego de saber que para la inauguración de IKEA Estados Unidos había desde hace 5 días gente haciendo la fila con carpas y todo, me queda más que claro que el concepto se trasladó al país de Mickey Mouse. ¿Dónde se ha visto eso? ¡qué tipos! Para el estreno de Star Wars III, un grupo enorme de geeks estuvo una semana entera –disfrazados y todo- esperando en un campamento improvisado frente a los cines para comprar una entrada y ver primeros la misma película que pudieron ver al día siguiente sin tanto escándalo, comprando la entrada como cualquier hijo de vecino. ¿es que es tan aburrida tu vida, que tienes que hacer este tipo de cosas para tener una mísera emoción? Get a life! Y claro, conversando con mis tíos recién llegados de Miami recuerdo que para los gringos la vida es, cual comercial de Lantours, “de la casa a la pega, de la pega a la casa”. El sistema es tan horrible en esas ciudades –NY, Miami, etc.- que es super normal tomarse el desayuno en el auto (por eso la mayoría de los autos trae receptáculo para vasos), pasar casi 2 horas manejando por las highways para llegar a tu trabajo (porque los arriendos cerca del centro son prohibitivos) y tomando hasta 2 trabajos de 8 horas para poder comprarte todo lo que te dice la tele.

American dream?… yeah, right. Porque, claro, la tele te muestra como viven los ricos y famosos y todos dicen “oh, yes, I can be one of those”, y dale con el american dream que lo único que hace es cagarte la siquis y hacerte un ente que tiene “$” en lugar de pupilas, con los traseros de E! y las casas de MTV en la cabeza, ignorando a tu esposa gorda de tanto McDonald´s y a tus hijos embobados en su Playstation y creyendo que la pasas bien con una cerveza en la mano y un condón en la otra. Quedé plop cuando fui a Cancún. El concepto de diversión de los gringos es ganar plata, gastarla rápido y tener sexo como sea y con quién sea. Curarse, olvidar, y vuelta a tu pathetic life en los suburbios, con 2 empleos para pagar tu auto del año –o de qué parte creen que viene la “compra inteligente”?- tu calefacción centralizada y tu casa de mil metros cuadrados para dos personas que no necesitas… Pero que sí necesitas. Porque eso te dice la tele. Y sorry si sueno marxista-leninista o algo, pero viendo a mi hijo y pensando en la vida que llevamos la mayoría de los chilenos –y que pese a todo nos parece tercermundista-, no me dan ganas de pasar al primer mundo y estar tan pendiente de la plata y el consumo como para volverlo el eje de mi vida. Porque eso es lo único que consigues en países como esos. Qué familia? Todos viven lejos, en otros estados; estados con “mejores trabajos”. Qué matrimonio? La tasas de divorcios es del 52% por lo bajo. Qué salud? Si ahora con el boom de “te demando porque me miraste de reojo” –otra vez el asunto $, of course- un doctor que te vea agonizante va a pensarla dos veces antes de salvarte, porque si te mueres tu familia seguro que te demanda. Y por lo mismo la salud está el doble de cara: cada médico tiene seguros anti-demanda y el dentista te saca una foto de “así estaba antes, conste” antes de tocarte una muela. Y qué seguridad?!! Si estás todo el día viendo reportes de locos y asesinos y dale con Irak y la inseguridad y la alerta naranja… Qué primer mundo ni que nada. Me gusta McDonald´s y Spielberg y el Starbucks… Pero están locos estos gringos.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo