top of page
  • Foto del escritorCristián Ritalin León

Corona, gracias por no llegar.

Esto es muy surrealista… pero tiene sentido, si lo pensamos.

Todo partió con un Posteo que hice en LinkedIn hace unos días, a propósito de que, en una época en que todos los retails simplemente NO PESCAN a sus compradores; con un #FalabellaNoContesta que duró varios días, y bots pelotudos que no están diseñados para ayudar, sino que para vender… y un pedido en Corona que no me llegó. Y que convertí en felicitaciones.

No. No es ironía. Acá el post.

Corte a una llamada de una periodista que quería hacer una nota. Y yo, que llevo varios capítulos de mi podcast e incluso acá en el blog hablando de lo mismo, obvio que prendí como pasto seco.

Y parece que la comunidad de LinkedIn también.

Como corolario a un bonito gesto, imitable y necesario de parte de todo el retail (convengamos que Corona no es de los más grandes ni mucho menos), el CEO de Corona me comparte el nombre y la historia de quien me llamó, preocupada porque mi pedido no llegaba.

Es surrealista agradecer porque tu producto no llega.

Pero es más surrealista ver como los mismo CEOs y gerentes que se subían inflados al escenario de Casapiedra hace menos de un año, hablando de su “transformación digital” y de su foco en “ser el Amazon de Latinoamérica”; no hayan entendido que la salsa secreta de Jeff Bezos, dicho por él mismo varias veces, es esta: Primero el consumidor, segundo el consumidor, tercero el consumidor.

Pero es eso.

Es sociología, no tecnología.

Es Empatía. No bots.

Asi que, nuevamente, gracias Corona.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page