• Cristián Ritalin León

¡UN AÑO BLOGGEANDO!

Hoy cumplo un año de blogger. Y como no hay tortas virtuales ni velas binarias, me celebro acá. En el boliche de siempre. Así que, tal los sitcoms gringos, este es un post de refritos. Post de recuerdos, ponte tú. Que heavy… ¿Un año ya? Me puse a vagabundear por mi blog y es increíble la cantidad de páginas que tendría escritas de imprimirlas. Ha sido un año super movido: cambio de pega, hijo nuevo, viajes, juntadas y fiestas de antología; buena música, buenos libros, buen cine y buena comida. No me puedo quejar. Y el sentimiento tipo 31 de diciembre es el mismo: un año más que se nos fue. En este año les mostré mi trabajo; de la publicidad, mis cuadros, les conté de mis vacaciones y mis carretes (algunos relajados, otros más borrosos que otros) filosofé sobre la tele y el cine chileno, sobre mis gustos y nuestro buen sistema achilenado de vivir la vida -como el asunto de los robos-. De lo chalados que están algunos -nótese sobretodo este link- Me las di de crítico de películas, les comenté lo que se venía, -como acá-, hablé de tecnología y les di mis tips; les di algunos datos de publicidad, libros, pelis y música … y hasta les pedí otros pocos. También les comenté de uno que otra salida, eventos y premiaciones; les di algunas recetas y los datos que esta cultivada panza 2005 me hizo compartir (léase también esto, esto, esto y esto. Que manera de comer el 2005). Me fui en la trascendental, me reí de mi mismo… En un año les conté de primerísima mano apenas supe que iba a ser papá… Compartí con ustedes la primera ecografía, cuando supimos qué era; ¡cuando nació!… Lo que me hace reír. Lo que me hace llorar. Mis penas. Mis dudas profesionales y mis enojos. Mi metro cuadrado. Este blog me ayudó a reencontrarme con amigos. A desatorarme. A contarles de mis amores -les conté más acá y acáalegrías, mis premios (en algunos lo pasé demasiado bien); mis frustraciones, -que de eso hay harto en esta pega- puteé por el sistema, por como somos y por esta pega (aunque para compensar también les hablé las maravillas de la misma); Hablé un poco de política -no podía ser de otra forma, si este año fueron las elecciones!- y de las cosas raras que pasan en el mundo, en mi pega y en mi propia vida-; de los desastres familiares y las alegrías que tuvimos. Del futuro, del presente

Y, claro. A veces me fui en la profunda, otros fui un pobre gil light… pero así soy yo. P´arriba y p´abajo. Como buen publicista, debatiéndome entre la cabeza y los pies. Entre el pop y el intelectual que pelean eternamente en mi pelada cabeza. Porque este soy yo. Esta es mi vida. Y me gustó compartirla un año con ustedes.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo