• Cristián Ritalin León

Super-mercado

En el colegio era un perno. Total y absoluto. Y, claro, como casi todos los pernos graduados, pasé por un Fashion Emergency en mi año mechón y me volví más o menos quien soy ahora. O casi. Porque si hay un rasgo perno que me siguió, y me sigue aún, es mi fanatismo por los comics. Especialmente Superman, de quien me puedo quebrar de tener una de las colecciones de comics más grandes en Chile. En fin. El punto es que soy un fanático de Superman y siempre lo seré. Así que cuando la gente de Doce me invitó al evento de lanzamiento de la película a estrenarse el 2006, con cóctel, presentaciones y demás, el perno que hay en mí saltó de emoción ¡Imágenes de la película! ¡Presentación especial! ¡¡Superman!!

Parto con Hans, el negro, MJ y la Fran a la Sala Murano. 19.00. Atiborrado de Product Managers y tipas vestidas como para matrimonio. Luckyly, me puse una pinta had-oc a la ocasión así que no me siento observado. El guardia me saluda de abrazo, el dueño me mira a lo lejos y me saluda… Y me doy cuenta la cantidad de veces que estuve metido acá en mi soltería. ¿Para que te conozcan hasta los guardias?… Too much, C. En la entrada, dos promotoras vestidas de dark supergirls me dan una chapita del nuevo logo en plateado. Obviamente, me lo pongo.

Más allá, un mozo nos ofrece vino en copas sommeliere; quesos, champaña, chocolates. Superman, comida y fashion. This is my kind of event! Aparece Andrés Nassar. Aparece mucha gente del medio… Y finalmente se prenden las luces, entra la voz del inefable Feña Solís… Y empieza el evento. Blablabla clientes, blablabla mercado, blablabla negocios. Métale imágenes de archivo. Métale detalles técnicos de marketing… ¿Y la película?… MmmNada. O casi nada. Medio decepcionado, sólo les puedo adelantar lo que dijo el director, Bryan Singer, en un mini-spot muy mercanteril. Sorbo de mi champaña con blue curacao (not bad) y empieza la venta. Asumo. “Luego de muchos años de hacer desaparecido extrañamente, Superman, el héroe más famoso del planeta… vuelve a la tierra… Para encontrarse con que su eterna enamorada, Lois Lane, ha seguido su vida. Mientras tanto, los villanos de todo el planeta han estado buscando la forma de destruir a Superman para siempre…” So?!!… That`s it?!!… Parece que sí, porque sigue la parafernalia. De la película, not a single word again. Esta vez, entra la ropa de la Supermania. Métale desfile de ropa infantil, de hombres… …Y de lencería femenina. Mmmm… Yiaaaa… Ok, no tan decepcionado esta vez, veo como se apagan las luces, entra música fashion y nos invitan a tomar Bacardi en la barra de arriba. Métale sushi. Métale pastelitos. Me quedo media hora pegado en el stand del programa que usaron para la presentación, con un logo de Superman en una pantalla que, por medio de mi sombra proyectada, puedo mover y voltear y tirar para arriba. Nice for presentations.! El negro les pide una tarjeta y seguimos con el sushi y el ron. Ron, ron, ron, ron… Métale conversa con gente de McCann, Doce. Blá. Hasta que veo el reloj y son las 22.30. Hans me hace un gesto de lateado mientras converso con alguien de Doce, que por esas extrañas casualidades de la vida es socio de Quense en su bar. ¡¡¿Vamos?!! A la salida, las mismas tipas dark nos dan poleras negras con el nuevo logo. Métale merchandising. Métale buen evento… Pero como que le quedé debiendo algo al perno que llevo dentro.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo