• Cristián Ritalin León

Pituta general

Hoy siento que pasamos de quinta a primera sin siquiera poner embrague. Y, claro, las nubes grises pegadas en la ventana tampoco ayudan mucho. Ahora que se va Andrés de la agencia, la incertidumbre nos atrapó y, personalmente, me tienen confinado al estado que sólo tuve cuando estaba soltero y me iba de citas a ciegas… sólo que sin las mariposas en la guata. ¿Quién va a estar detrás de la puerta? Cuando me vine de McCann, me la jugué –además de la plata, of course- por el discurso de Andrés. Tener una agencia como la de antes; hacer cosas distintas. Y, hasta ahora, se cumplió casi al pie de la letra… But now, él se va y yo quedo con la duda si esto se convertirá en un “McCann, the sequel”, o una fábrica de truchos, o una panadería. Por lo pronto, opto por mirar la pantalla y sacar truchos. No tengo mucho que hacer hoy y, la verdad, estos días son por definición mi aspiradora anímica. Odio los días nublados casi tanto como la lluvia.

Héctor dice que lo más probable es que esto se convierta en una escena de Kill Bill, con las cabezas de los directores manchando las ventanas y todos callados en los asientos. Según él, cuando llega un Director Creativo General, éste se trae a su grupo de confianza y echa a los directores antiguos. Ojalá no sea así. Me encanta como funciona el equipo –salvo una contada excepción, pero bueh, nada puede ser tan perfecto- y no sé si podría caber en los zapatos de Héctor como director del equipo, así que quizás quién va a posarse sobre el trono de esta mesa. Ojalá sea un decir. Ojalá todo siga como está. Odio los días nublados.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo