• Cristián Ritalin León

Peliculis chilensis

Desde el piso 14, la línea color ceniza que separa la zona oriente del inmundo centro capitalino, va avanzando. Se acerca, pero todavía se ve el sol y el celeste del cielo pre emergencia. Por lo pronto, Santiago se ve tan clean y nice como en “Secuestro” de Gonzalo Lira. “Secuestro” ¿Quién es la víctima”?… esa frase es mía. Y la foto del poster no es la actriz, sino que Mariella, mi asistente. Me acordé y no pude evitar la risa. Por eso y porque hoy, en la reunión de Pendientes de la semana, oímos a Lisette, la ejecutiva de cuentas que estuvo a cargo de “Secuestro”, contarnos que justamente este tipo Gonzalo Lira, el director y productor y demente y megalómano detrás del proyecto, le pegó un combo –literal- a Sintonessi, el gerente de marketing de Películas Metropolitanas. Plop. El tipo está echado, demandado y con testigos. Y no me extraña! Era el desenlace lógico, dentro de la ilógica de este tipo que está totalmente chalado. Hace unas semanas, casi escribí sobre el asunto “Secuestro”, a raiz del reportaje del Sábado de El Mercurio en que este boludo (Lira, no Sintolessi) despotrincaba contra BBDO y Martín Subercaux, pero me contuve. Mi comentario-resumen, es que hacer una campaña increíble que diga “Coma Caca” no va a hacer que la gente vaya corriendo al almacén a comprarla. “Secuestro” no era horrible pero sí muy mala. Y pese a que logramos que mucha gente fuera al estreno, el boca a boca post premiere es una ola inevitable que barre con toda la publicidad del mundo. Lira, claro, siempre se la creyó. Demasiado. Nunca aceptó comentarios, se rió de las películas chilenas hechas antes, y hasta nos dijo que este iba a ser el “Titanic” chileno. 2.000.000 de personas la iban a ver. Yeah, right.

Ahora mismo estoy metido en la campaña de “El Huésped”, que no es de Películas Metropolitanas pero si es made in shile, y no puedo evitar la comparación con mi última ida al cine: Star Wars 3. Ríete. Osea, está bien que seamos tercermundistas… pero eso no quita que los guiones sigan siendo pésimos. ¿Alguna vez han visto una película chilena con buen guión? Machuca. Y si es que. Y no le echemos la culpa a la producción, porque “Y tu Mamá también” o “El Mariachi” casi ni lo tuvieron. Y mira que trabajo en publicidad y hemos hecho comerciales para el mercado francés filmando en plena ciudad empresarial. En pleno shilito, y super bien. Nothing to envy. Pasa por los escritores? Pasa por los productores? Pasa por ser chilenos? No lo creo. Seguramente pasa por los presupuestos… pero como cineasta, nunca voy a hacer una película con un presupuesto tan indecente que termine haciendo la sangre como chorros de ketchup (de hecho pensé que ese sería un primer boceto para el aviso: “El Huésped, sólo en cines”, y una botella de ketchup al lado). ¿Pasa porque nos la creemos demasiado? ¿Porque pensamos que haciéndola en el camino “igual salva”? Las primeras escenas de esta película “El Huésped” son dignas de video de colegial; el sonido es horrible, la música insalvable, los efectos dignos de comedia. Y que pena por los actores y por el director y la gente metida, pero con una película tipo B –y de las malas- en un circuito que competirá con Batman Begins o Narnia… uf. That`s all, folks. Y por mientras, en mi cabeza Gonzalo Lira le sigue pegando como enajenado a Sintolessi y le dice que fue confabulación de él con Martín Subercaseaux… pero yo creo que, finalmente, los confabulados fueron un ego demasiado alto, un guión mediocre y una producción “que a lo mejor salva”… pero que no lo hizo. Anyway. Como postdata, espero que el proyecto de Películas Metropolitanas –en cuya cabeza está “Don Lider”, Mr. Ibáñez en persona-, que partió con un traspié como “Secuestro”, sea pese a todo capaz de hacer lo que quiere hacer: una empresa rentable y sustentable de cine nacional. Hay lucas. Hay ganas. Hay buenos escritores dando vueltas. Por la cresta, señores… ¿Cuesta tanto juntarlos a todos?

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo