• Cristián Ritalin León

NY Festivals


De ahí, vimos los ganadores internacionales. Imperdible el comercial de 607 (“shark”, creo que se llama), y el ganador indiscutido: “Sombra”, de JWT Baires para Aerolíneas. Uno de los comerciales más maravillosos que he visto jamás. Snif. De ahí, música fashion, puertas que se abren y ¡wap!, pasamos a un… em… paupérrimo cóctel -incomparable al del año pasado- que nos paseó por unos Castillo de Molina, más quesos, tragos varios (que divisé a lo lejos, entre el mar de gente) y unas brochetas en salsa de maní que me dejaron con gusto a poco. Así que entre conversa y conversa, nuestro líder indiscutido (en pega y carrete), nos dio el vamos oficial para la caravana al AfterParty en el LTS., auspiciado por la tía RUT (léase paga BBDO), con cliente de Mitsubishi y todo. Now we`re talking! Litros. El local del Schina (el redactor del aviso ganador). El tugurio BBDino por excelencia. Cerrado sólo para nosotros. Bar abierto. Miranda!, 31 minutos y Madonna mezclados sin control. Métale tabla de quesos -¿ayer era el día del queso o qué?-, métale rones y música y chelas y risas. Sobre todo risas. Y pese a haber curtido mi guata en el stand de Benedictino (tengo agua mineral con mandarina, limón de pica y manzana como hasta octubre), igual aparecieron nilatiR, snaH, la narF, nañucsaB, esoJ airaM y el infaltable orrapahC. Todos dados vuelta. Todos celebrando. Over the ball hasta las tantas de la madrugada. Yo tomando una infusión cuasi transparente de ron con un dedo de bebida (óigase el jingle que estaría todo el día, curando… te) y con calugones en la guata de tanto reír mientras -supe- Los Carreteros de siempre, osea los de tiro largo y medio, planeaban una excursión a no se qué fiesta que estaba por empezar. Nah, paso. Musho para un martes. Así que tipo 2.00 am le hice dedo a Hans que me dejó en mi depto. Todavía hablando claro, pero con un avant premiere de caña que te la encargo. Eso, sumado a una tos que agarró a Sebastián y me dejó entre tongoy y los vilos toda la noche… dieron como resultado mi cara matutina. Dañado. Por la etelicidad, la paternidad… y la felicidad. Ja. Cuéntate una nueva

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo