top of page
  • Foto del escritorCristián Ritalin León

New year, new life


Se nos acaba el año, y por estos días empezamos a cuadrar la caja. Closures, como le dicen los gringos. Las resoluciones; el qué hicimos, qué logramos y qué vamos a hacer en el año del Perro que se ve venir a la vuelta de la semana. Personalmente me llegó fuerte esto de las resoluciones de fin de año. Y es que hace unos días me llamaron con una propuesta de cambio de agencia. Un proyecto que se reavivó de la noche a la mañana, justo cuando estaba por tocarme la pera y mirar hacia arriba con cara de pregunta, ante la cantidad de cambios y tambaleos que se ven venir a lo lejos. Y ha sido duro pensarlo. Costó que la balanza se quedara quieta como para poder mirar desde arriba y dar una respuesta. ¿Estoy donde quiero estar? ¿Puedo seguir subiendo?… ¿Es tiempo de moverme otra vez? Y la plata tira, pero ni tanto. No es por plata; es por mi carrera. Y el cambio me beneficiaría en los dos aspectos. Uf. Justo cuando uno empieza a sacar cuentas por el año que se va, me llega con el mismo vuelo un proyecto que me hace sacar las mismas cuentas, pero sin abrazos ni champañas incluidas. Resoluciones en mayúscula. Resoluciones que, esta vez, me llevan decidirme, luego de largas conversaciones con la Romi, con mis jefes, con mis prospects. Así que ya lo decidí. Dejo BBDO. Y me preparo para subir a Supervisor Creativo en mi ex agencia, empezando el 2006 con un sabor a deja vu que me tiene ansioso por dar vuelta la hoja… y nervioso por una nueva etapa que parte el mismo día en que se nos va el año. Talking about Closures.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page