• Cristián Ritalin León

Habemus… erradum?

De vuelta en SCL, en las miles de revistas que tenía amontonadas esperando ser leídas, me informé del nuevo papa. Guata al sol escuché el Habemus Papam, pero no quise meterme más en el asunto hasta poner los pies en chilito. Por lo pronto, no me gusta para nada. Me carga la cara que tiene. Me carga que sea tan pesado con los que trabajan con él. Me carga que sea tan conservador, porque es justamente eso lo que hace que NOS alejemos de la iglesia. Iglesia viene de Eklesius. Asamblea. Todos somos iglesia. Y la mayoría de la iglesia está de acuerdo con el divorcio. Con las órdenes sacerdotales femeninas. Con el matrimonio de los sacerdotes. So??… Ahí te das cuenta del poder político que hay detrás. Lógico y necesario, pero after all “Power Corrupts”. No hay sacerdotes casados porque es a la Iglesia a la que le sale caro mantener a una familia completa en lugar de un solo hombre. Y además, siendo un hombre solo, no tiene ataduras para ser enviado a donde el papa estime conveniente. Las mujeres no son sacerdotisas porque como sacerdotisas no se podrían casar. Y como tal, es mucho más evidente una mujer que tuvo relaciones sexuales –por razones obvias- que un sacerdote que se echó una “canita al aire”. Porque de que los hay, los hay. No es natural no tener sexo. En fin. Habrá que ver cómo se viene la mano.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo