• Cristián Ritalin León

Birthdays season

Y entramos a la recta final del año. La época de campañas 2007 y campanas navideñas. La época de las fiestas de fin de años, ¡de mis 30s!… Y por sobre todo, la época de cumpleaños. Todos. Así que perdonen el abandono, pero entre tanto ajetreo apenas y he tenido tiempo. Lo poco y nada que me queda lo he usado en ver la tercera temporada de Lost, estar con mi family y aprovechar de juntarme con mis amigos. Y trabajar. Mucho. El jueves pasado, por ejemplo, nos recluimos con todo el equipo en el Atton -galletitas, comida rica, agua mineral y wi-fi, no me quejo-, para sacar una campaña que -oh, ironía-, pregona el “Carpe diem”. Así que encerrados pensando en el carpe diem. Plop. Aunque no salió mucho. Pero bueh; es parte del proceso. Lo malo de trabajar con ideas, es que a veces son esquivas. El viernes exorcizamos la semana con una de las increíbles Fiestas de la Luna (McMoon) organizadas por Big Boss en su sitio de La Reina Alta: hamburguesas, vinos ricos, música -aunque faltó el DJ, que la otra vez fue hasta con pantalla gigante- y la mitad de la agencia hamburguesa en mano bajo la luz de la luna conversando y terminando una semana agotadora con risas y “salús”. Buena. De ahí, a buscar a la Romi que celebraba el aniversario ¡33! de mis suegros…

Y fade out al sábado. Relax total con los niños en el parque. Verano total; jugando a las escondidas a pata pelada y enseñándole a caminar al Nico, mientras la Romi salía de compras con mi hermana. En la tarde, odisea motoquera: se me ocurrió ir a buscar el regalo de cumpleaños de H en la moto, y olvidé que tenía una pieza de cristal en el centro. Óigase música de malabarista cirsense. Así que ese fue el final del día: el excelente cumpleaños de H en su terraza del último piso-con-piscina-sacada-de-la-ED. Si hubiera hecho calor, me tiro. Mucha conversa, muchos tragos, hamburguesas y cosas ricas.

Y corte al domingo. El cumpleaños de mi sobrino en Sta. Rosa de las Condes. Tercer día de hamburguesas. Nicolás no entendiendo nada con esto de la piñata, y High School Musical ya definitivamente tatuándoseme en las orejas. Ya no hay caso con sacarme las canciones de la cabeza. Soné.

Cumpleaños, salús, trabajo, Lost y los niños. That`s my life, so far. … Y ya; mucho paréntesis. Vuelta a la locura. Hasta el próximo respiro, oiga.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo