• Cristián Ritalin León

All about the music

El trabajo como publicista hace fundamental que te guste ver películas, leer libros… Y escuchar música. Te vuelve un devorador de la cultura pop. Un adicto a la información. Un succionador de moods. Por eso, estoy escuchando eternamente todo tipo de música. “Mientras más viejo, más moderno” es la consigna. El music scouting es de lo mejor de mi trabajo. Primero porque me gusta mucho, pero porque también sé que un comercial sin su buen soundtrack no es un buen comercial. Por eso, este post va dedicado a la música. Así que aquí va un review de mis últimas adquisiciones, con el alto auspicio de Torrent. (¿se imaginan comprar 10 discos a la semana? Uf.) Architecture in Helsinki. Finger Crossed. Lo conocí porque Pablo Larraín usó el segundo corte del disco, “Souvenirs” como soundtrack para la campaña de Campanario que estamos sacando esta semana. Juan Cristóbal la tuvo que rehacer, obvio, y también obvio que no pudo copiarle el alma. Lástima no haber usado la canción exacta pero, bueh, comprenderán lo caro que sale comprar los derechos. Esta canción en especial tiene un toque naiv, medio western tarantiniano (perfecto para el comercial, by the way) que me gusta mucho. El disco, en general, es muy lúdico. Me suena a Pato Fu versión europea, mezclado con un dejo de Cake. Buenísimo! Equilibria (2005) de Sabrina Malheros. Bossa nova electrónico recièn salido. Del bueno. “Saudade Rio” tiene un background muy jamiroquai, funky con aplausos y todo. Mixed up, pero bien. Un disco que puede ser chill a veces, pero que luego te sorprende con una base hip-hop, onda “Just the two of us”, sigue con electro puro y te deja un bouquet del nuevo Brasil. El global. Imperdible. Simian. We are your friends. Lo mejor que he oído ultimamente. Un grupo muy desconocido por estos lares, pero que salió a la luz con su canción “La Breeze”, puesta en el comercial del Peugeot 1007 (muerde el polvo, Ignis). Arreglos increíbles, sonido psicodélico. Música para andar sonriéndole a la vida. Fashion TV Summer Session (2003) Viejito para ser fashion, pero no por eso menos digno de oír. 1 hora y 14 minutos de EspacioRiesco en su climax, Red Bull en mano. Muy muy trendy y muy muy happy. Como para meter la cabeza dentro de él y olvidarse de los problemas por un rato, al ritmo del punchi punchi. Zero 7. Simple things (UK) In the waiting Line es al oído, lo que un masaje es a los pies. Vino y chocolate. Como para disfrutarlo con audífonos tirado en tu sillón. Este disco deben conocerlo todos, porque Z7 es uno de los grupos más relevantes de la escena mundial del último tiempo. El chill out de Red Dust, la guitarra de Give it away … Y por supuesto el clásico automático “Destiny” desplazaron a EBTG y St. Germain de mi top 3 de una.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo